Bienvenidos a Marsella

Para salir a Marsella y descubrir las visitas propuestas, la cita sobre:

http://bit.ly/1qtSLkb

Facebook : http://on.fb.me/1ukzxdb

Marsella, ciudad de arte y de cultura

Notre-Dame-de-la-Garde

Alzada sobre un promontorio rocoso de 160m de alto, la basílica protege Marsella y ofrece un panorama impresionante de la ciudad, el mar y las montañas circundantes. Construida a mediados del siglo XIX, la "Buena Madre" (La Bonne Mère), se destaca con una hermosa estatua de oro de la Virgen. El edificio de estilo romano-bizantino contiene un gran número de exvotos muy originales con forma de barcos, la mayoría de los cuales fueron realizados por mujeres de marineros. Hermosos mosaicos cubren el techo de la nave y la cúpula del coro. Cada año, la Basílica acoge más de dos millones de peregrinos.

Le Vieux Port

Lugar mítico de Marsella, aquí es donde los foceos (población de Focea, antigua  ciudad griega de asia menor creada en el siglo VIII a.C.) desembarcaron en el año 600 a.C. y establecieron sus primeros puestos de comercio. Los límites del puerto griego, o Lacydon, se extendía mucho más allá del nivel de agua actual. Del Puerto Viejo, comienza la famosa Canebière, una avenida creada en el siglo XVII, entre el Puerto Viejo y «l'église des Réformés» (la iglesia de los Reformados). Debe su nombre a los cordeleros que tejían el cáñamo (canèbe en provenzal). Si su antigua gloria se ha ido, el recuerdo de una época gloriosa, cantada en 1938 por Vincent Scotto en su opereta, Un de la Canebière, sigue existiendo hoy en día.

El Palacio del Pharo

Castillo construido en 1870 para la Emperatriz Eugenia en las alturas del Puerto Viejo, desde donde se disfruta de una magnífica vista sobre el puerto deportivo, y los cruceros que hacen viajes a Córcega, y países del Magreb. Donado por Napoleón III a la ciudad, el palacio fue convertido en un hospital y luego se convirtió en el anexo de la facultad de medicina. Hoy en dia es un centro de conferencias y su jardín está abierto al público.

Basilica Saint Victor

Fundada en el siglo V por San Casiano, monje ermitaño, en honor a San Víctor, patrón de los molineros y los marineros. Vestigios arqueológicos  confirman la presencia de una necrópolis helenística que data del siglo II a.C. Sus criptas contienen magníficos sarcófagos antiguos, paganos y cristianos. Destruida por los sarracenos, la basílica fue reconstruida en 1040 y cuenta con fortificaciones imponentes que dan la apariencia de una fortaleza. El 2 de febrero, el día de la Candelaria («La chandeleur» en Francia), una larga procesión empieza en el Puerto Viejo para llevar la estatua de la Virgen Negra, vestida de oro y verde a su basílica. Se bendice la virgen en esta ocasión, así como las «navettes», pequeñas galletas con sabor a flor de azahar y forma de barco, que conmemoran el desembarco de María Magdalena y María Jacobe, hermana de la Virgen.

La Vieille Charité

Diseñado en el siglo XVII, en el corazón del barrio histórico del «Panier», por el escultor Pierre Puget, es una obra maestra de la arquitectura barroca. Antiguo hospicio, el edificio principal está compuesto de un cuadrilátero con arcos que rodean una capilla, coronada por una hermosa cúpula. En La Vieille Charité podemos visitar dos museos, el Museo de Arqueología del Mediterráneo (la colección del antiguo Egipto es la segunda más importante en Francia después del Louvre de París) y el Museo de Arte Africano, Oceánico y amerindio.

Los Fuertes Saint Jean y Saint Nicolas

A la entrada del Puerto Viejo se pueden observar las siluetas imponentes de dos grandes mecanismos de defensa: el fuerte Saint-Jean al norte y el Fuerte de San Nicolás al sur. El primero es obra de los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén en el siglo XIII. En el siglo XV, se le añadió una monumental torre cuadrada y dos siglos más tarde, un gran farol, que sirvió como puesto de observación y de faro. La edificación de las fortificaciones más recientes son de la época de Luis XIV, al igual que la construcción del Fuerte de San Nicolás. Hasta 1944, un transbordador unía las dos orillas del puerto. Desde entonces, es el famoso ferry-boat que va del muelle del puerto à la «Place aux Huiles», en frente.

Le vallon des Auffes

Con sus cabañas floridas dispersadas en las laderas, sus barcas tradicionales sabiamente alineadas y sus restaurantes con terrazas, este pequeño puerto pesquero ofrece un ambiente agradable e indescriptible.

Las islas del Frioul, el Castillo de If

El archipiélago del Frioul está compuesto por cuatro islas: Pomègues, Ratonneau, If y Tiboulen. Sus «Calanques» se vuelven más salvajes a medida que nos alejamos del puerto de amarre, el Puerto Frioul.
El castillo de If es una fortaleza, como posada sobre la isla de If. Empezada durante el reinado de François 1º y completada en 1531, rápidamente se convirtió en una prisión donde metían a los convictos recalcitrantes, muchos protestantes en el siglo XVII, los insurgentes de 1848 y los «communards» de 1871. El lugar fue inmortalizado por el héroe de Alejandro Dumas, El Conde de Montecristo.

Las Calanques

Las "calanques" de Marsella, pequeños fiordos tallados por la erosión en la piedra caliza de un blanco brillante, ofrecen una serie de agujas rocosas, miradores impresionantes y vertiginosos, promontorios irregulares, cavernas o cuevas escondidas en lo más profundo de los fiordos, algunas de las cuales sólo son accesibles por mar. El macizo rocoso de las Calanques se extiende entre Marsella y Cassis, a lo largo de 20 km de costa y 4km en tierra firme. Al ser un Espacio catalogado y protegido, es un paraíso con magníficas vistas a los acantilados, a sus  calas y aguas color turquesa, a la inmensidad del mar. Las principales «Calanques» son, desde Marsella hasta Cassis, Callelongue, Marseilleveyre, Sormiou, Morgiou, Sugiton, En-Vau, Port-Pin y Port-Miou.

+33 (0)6 72 70 58 71

 
Un Mas en Ville 
7 rue des Bergers 13006 Marseille
accueil@un-mas-en-ville.com

© 2018 création Danielle Chaillot 

Photos : © François-Xavier Prévot, Photographe immobilier Marseille